Cómo recurrir una multa

//Cómo recurrir una multa

Adivinamos. Te ha llegado una multa que consideras injusta y estás entrando en shock de tan solo pensar que tienes que desembolsar 100 o 200 euros. Como recurrir una multa? Te recomendamos que valores con detenimiento si hay posibilidad de que la alegación prospere, ya que, si recurres la multa, estarás renunciando a la bonificación del 50% por pagar la sanción en los 20 primeros días. En este post te vamos a comentar algunas de las multas que se pueden recurrir y cuál es el procedimiento.

Podemos tener la suerte de que señal de prohibido estacionamiento no estuviese completamente visible. Por ejemplo, que una rama de un árbol la tapase. Por otro lado, si la señal esta en otra legua diferente al español, véase, gallego, vasco o catalán, también podría recurrirse con éxito.

Por otro lado, es esencial que la denuncia esté completa y todos los datos sean correctos. Si la matrícula del coche, el lugar y momento de la infracción o el nombre/apellido del propietario del vehículo son erróneo, también pueden ser motivos para recurrir una multa, tal y como recoge la normativa.

Para poder imponer una sanción como una multa, es necesario que el hecho que hemos cometido esté contemplado por la norma como infracción. Además es necesario que seamos los culpables. Existen en este sentido muchos argumentos formales (caducidad, prescripción, competencia, etc.) y de fondo (principio de tipicidad, culpabilidad, buena fe, etc.) para anular una sanción y no tener que pagar nada.

En cualquier caso, si no cabe duda alguna de que la sanción ha sido correctamente impuesta y hay que abonarla, debemos recurrir al amparo del principio de proporcionalidad vulnerado casi siempre por las Administraciones Públicas con el objeto de reducir todo lo posible la cuantía de la sanción para que se imponga en su cuantía mínima.

Las multas por fotorrojos también se pueden recurrir, de hecho, actualmente son ilegales. En Granada concretamente, las “multas” por estacionamiento en zona azul sin ticket, no son multas emitidas por una autoridad del estado, sino que es una sanción emitida por un controlador de O.R.A.  Estas multas se pueden recurrir alegando que los controladores no poseen presunción de veracidad, por lo que deben acreditar los hechos por los que se le imputan como responsable.

Este tipo de alegaciones se puede realizar vía administrativa siguiendo las indicaciones del faldón de la multa de tráfico, o a través de la web de la DGT. En muchas ocasiones, el periodo de alegaciones es tan lento, que termina cumpliéndose el plazo de prescripción de la multa. Pero si necesitas un experto en la materia por falta de conocimientos, en LegaleGo conocemos el protocolo para iniciar una alegación vía judicial, el cual tiene mayor probabilidad de éxito dada nuestra especialización.

En LegaleGo Abogados Granada y Jaén, estamos a tu disposición para escuchar tu caso particular, y evaluar si la alegación de tu multa puede prosperar o no. Los abogados de nuestro equipo especializados en multas de tráfico, valorarán su caso y todas las vías posibles para lograr la satisfacción y el beneficio de nuestro futuro cliente.

 

 

 

Si necesitas este o más servicios de LegaleGo, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario:

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario

Tu email no sera publicado.