La Plusvalía Municipal o el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es un impuesto que grava el supuesto incremento de valor experimentado por los terrenos de naturaleza urbana como consecuencia de su transmisión, así como por la constitución o transmisión de derechos reales de disfrute, como es el usufructo constituyendo una de las principales fuentes de recaudación en los Ayuntamientos.

En España y en Andalucía se ha considerado por los Jueces y Tribunales que si no hay beneficio en la venta de un inmueble, no hay hecho imponible que justifique el cobro del gravamen siendo improcedente el pago del impuesto cuando un inmueble se vende por precio inferior al que se compró. Es decir, si en la transmisión de un inmueble no ha habido un incremento en términos económicos y reales, no se dará el presupuesto fijado por la Ley de Haciendas Locales para que se devengue este tributo.

Tanto las empresas como los particulares que hayan liquidado el impuesto de plusvalía cuando el inmueble se vendió por un valor inferior al que se adquirió, podrán reclamar la devolución de esos ingresos acreditando la disminución del valor con las escrituras de compra y de venta.

La plusvalía no sólo se paga cuando se vende un inmueble, sino en herencias o incluso reorganizaciones societarias: si una empresa traspasa un terreno a una filial y ésta no es de la misma rama de actividad, hay que pagar el impuesto. El obligado a abonar el impuesto, es la persona que vende o transmite.

Para poder reclamar la devolución del impuesto, se debe presentar una reclamación al Ayuntamiento de devolución ingresos indebidos plusvalía municipal. Si el Ayuntamiento no nos contesta o desestima nuestra reclamación, se podrá interponer un recurso de reposición o una Reclamación Económico Administrativa (según cada caso). Hay que tener en cuenta que no hay un modelo recurso plusvalía municipal. Agotada la vía administrativa podremos iniciar un procedimiento judicial, que es donde más fácilmente podremos obtener nuestro dinero reclamado. El plazo para interponer la reclamación de ingresos indebidos, es de 4 años desde que finalizó el plazo para abonar el impuesto.

Estudiamos cada caso de forma completamente gratis y si es viable, facilitamos al cliente un presupuesto con todas las actuaciones a desarrollar de forma detallada. Asimismo, informamos de todo lo necesario sobre la Sentencia plusvalía Tribunal Supremo.

¿Quiere más información? Rellene este formulario y nos pondremos en contacto con usted en 24 horas.