Prevención en la gestión de impagos

/, gestion de impagados, morosidad/Prevención en la gestión de impagos

Según un estudio realizado en 2016 por el Observatorio de Cash Management, el 31 % de las empresas españolas sufría en 2016 algún impago “significativo”, un 35% menos que el 2012. Aun así, este porcentaje sigue siendo alto y supone el riesgo de cierre de 13 % de las empresas encuestadas y efectos negativos en el 74% de las mismas.

Tal y como apunta Crédito y Caudación en sus últimos estudios, las principales razones de la morosidad en España son las mismas que en Europa Occidental: insuficiencia de fondos, financiación alternativa, y la complejidad del procedimiento de pago.

En este post daremos tres recomendaciones esenciales para evitar los impagos y, para que en caso de que no sea posible evitarlos, el procedimiento realizado haya sido el adecuado para poder reclamar el derecho a crédito que nos pertenece. Desde la empresa es muy imporatnte tener una buena gestión de impagos.

En primer lugar, se deben documentar los derechos de crédito. En muchas ocasiones se vende antes de cobrar, e incluso, sin dejar reflejado en un documento el coste de la compra y con quién se realiza el intercambio. Esto es un grave error, ni siquiera se debe dejar de documentar una operación porque existan relaciones de confianza.  Si por algún motivo se produce un impago, hay que tener bien documentadas todas las operaciones realizadas para poder reclamar judicialmente el pago. En el caso de entrega de mercancía, el albarán correctamente firmado es la mejor prueba de que se ha entregado.

En segundo lugar, se deben controlar los plazos de prescripción, ya que puede ser que cuando se quiera reclamar judicialmente el pago, este haya prescrito.

También es importante delimitar un protocolo de gestión de cobros. En muchas ocasiones las facturas se traspapelan si no establecemos una estrategia de cobro adecuada. Hay que marcar en cada empresa, quién se encarga de enviar los recordatorios de pago, el traslado del expediente de morosidad a los abogados o un requerimiento extrajudicial. Es importante en este sentido tener establecido dentro de la empresa unos protocolos de gestión de impagados.

Por último, también es recomendable obtener información sobre el cliente antes de poner en marcha el intercambio de bienes o servicios, así como comprobar si la empresa está en alguna base de datos de morosos.  Probablemente de este modo, seamos más cautos y no nos llevemos más de una sorpresa.

En caso de que su empresa se encuentre en una situación de impagados, desde LegaleGo iniciamos procedimientos extrajudiciales para la reclamación de deudas y la gestión de impagados. En caso de no tener éxito por la vía extrajudicial, iniciamos la vía judicial eligiendo el cauce más rápido y rentable para la empresa.

No hay comentarios todavía.

Dejar un comentario

Tu email no sera publicado.